viernes, 2 de noviembre de 2007

Capítulo nº 15 "Propaganda de ....."



Capítulo nº 15 “Propaganda de ……”

Ya dije que en Francia me ofrecieron gratuitamente un abogado, lo que no es nada más que propaganda, como pasa en España y en todos los países que se llaman democráticos.
Después de varios meses de espera y, como de costumbre sin tener noticias del abogado, yo que tenía un poco de esperanza de que me diera algunas noticias sobre mi padre, he tenido que llamar varias veces para que me recibiera, y justo hace unos pocos días aceptó mi visita y ésta fue su respuesta. (Hago la traducción aproximada de su mensaje y copio un párrafo de su carta):

CON PESAR LE COMUNICO QUE NO PUEDO SABER MÁS DE LO QUE USTED SABE SOBRE LAS CIRCUNSTANCIAS DEL FALLECIMIENTO DE SU PADRE.
LOS SERVICIOS CORRESPONDIENTES ME HACEN SABER QUE LOS ARCHIVOS SE PUEDEN CONSULTAR, PERO QUE NO ENTREGAN DOCUMENTOS SIN ORDENES DE UN TRIBUNAL.
Copio un párrafo de su carta.
¿Qué es lo que me ha facilitado este abogado? ¡Nada en absoluto! ¿Para qué me ha servido, entonces? Me dijo que él podía seguir investigando, pero que para ello tenía que contratar un investigador y que eso costaba muy caro (miles de euros). Como siempre digo: LOS POBRES NO TENEMOS DERECHO A JUSTICIA.
Esto quiere decir, según comprendo, que yo tendría que pagar un juicio sólo para poder saber lo que ocurrió, ya que no sé quiénes hicieron esas manipulaciones de falsificar los documentos. Y tampoco me ha dicho dónde están esos archivos. ¿Contra quién presento la denuncia? ¿Y con qué dinero? Si sólo soy un obrero emigrante jubilado y con una pensión de miseria que me permite únicamente poder vivir.
Ahora sólo me queda seguir buscando para llegar a saber con certitud dónde están los archivos y procurar ir en persona para ver lo que me permiten leer (si es que me lo permiten), ya que su identificación no corresponde exactamente con la de mi padre, porque la falsificaron. Y si toco la tumba, son capaces de culparme de vandalismo o de violador de tumbas. A pesar de todos estos impedimentos, no pararé y seguiré solo con la ayuda de las personas de buena voluntad.
Este es un caso que no interesa a nadie que se sepa lo ocurrido, salvo a mi hermana, a las personas que me quieren y a mí. El Gobierno actual de España y las asociaciones de recuperación de la memoria hacen más ruido que hechos. Buscan a los muertos. ¿NUESTRO PADRE, NO ESTÁ MUERTO? No hacen más que hacer ceremonias en memoria de los caídos y se olvidan por completo de hacer un poco de JUSTICIA con las víctimas que aún estamos en vida. Buscan donde se encuentran los que Franco mató y dicen que es para que sus nietos puedan llevarles flores y, al mismo tiempo, les sirve como PROPAGANDA. Pero no hacen nada para que los hijos de los muertos sepamos LA CAUSA DE SU MUERTE. En el caso de nuestro padre, es muy fácil saberlo. ¡Si quieren decírmela!
Y si me refiero a la derechas, es mejor que me calle porque cuando leo que dicen que no hay que abrir las heridas, comprendo que lo que no quieren es que se sepan los crímenes que cometieron sus antepasados. LAS HERIDAS SIGUEN BIEN ABIERTAS, SOBRE TODO LAS MIAS.
Yo sólo tenía tres años cuando me sentenciaron porque nací en "zona roja" e inscribieron mi nacimiento en catalán. ¿Qué delito cometí yo, personalmente? Que me digan si esa normativa era justa. Yo, evidentemente, nací en Barcelona y nadie puede negarme que sea catalán.
Piden que se anulen las condenas y juicios sumarísimos de los que mataron, que ya están más que muertos. Y es justo que lo pidan, pero no piden que nos compensen por todos los agravios y perjuicios que tuvimos que sufrir, ni que sea moralmente, a los afectados por las leyes que dictó Franco y que posteriormente a la Guerra Civil continuamos malviviendo en España y que ahora aún estamos en vida y seguro que yo no seré el único afectado. Dictada en el BOE (Boletín Oficial del Estado) publicada en fecha 17 de agosto de 1938 en zona nacional o, mejor dicho, fascista, la Orden por la que se establecía que cualquier inscripción llevada a cabo en un Registro civil de zona roja, con posterioridad al 18 de julio de 1936 sería anulada y más si dicha inscripción se había hecho en un idioma o dialecto diferente al idioma castellano, que era el único que consideraban oficial. Este es el boletín. http://www.boe.es/datos/imagenes/BOE/1938/048/A00758.tif
Por esta Orden se me negó cualquiera de los ínfimos derechos a los que tenía derecho un español, porque yo según ellos, no existía y por la que me fue imposible continuar viviendo en España y tuve que emigrar al extranjero.
Hoy, únicamente quiero saber qué ocurrió a nuestro padre y me siguen negando el “DERECHO A SABER”. Pero aún no he terminado y continuaré buscando hasta poder saber quiénes fueron los culpables y las causas de la muerte de nuestro padre.
Si la nueva ley de recuperación de la memoria establece que nos ayudaran a desenterrar a nuestra familia, espero que no se olviden de las personas que están en el mismo caso que mi hermana y que yo, puesto que seguro que NO SEREMOS LOS ÚNICOS que estamos aún con vida. Estoy seguro de que estarán deseando que nos vayamos pronto al otro mundo, sobre todo yo. Pero, aunque soy viejo, aún me quedan fuerzas para decir que son unos …….(ya sabéis lo que quiero decir).
Después de haber dicho lo que he dicho, interrumpo por unos días mi Blogger ya que aún no he terminado y continuaré escribiendo, según los resultados obtenidos, ya que sé muy bien que hay muchísimas personas que buscan a sus familiares. Se dirigen a las asociaciones buscando las listas de los muertos y desaparecidos. Les hacen comprar libros, miran la tele angustiosos por poder obtener un índice para tener una posibilidad de encontrar a sus familiares y nada pueden saber en concreto o muy poca cosa. Los libros se amontonan. Ayudamos a hacer propaganda a unos y a otros y, en definitiva, no conseguimos nada. Las listas de los que pasaron por los campos de concentración no aparecen, aunque ¡EXISTEN!, pero si las publican, no se podrían vender libros. ¿Para qué sirve leer un libro, si el periodista catalán tan famoso me dijo que a todos nos ocurrió lo mismo o muy parecido? Por eso no compro ninguno, porque me los sé de memoria. Y ése es unos de los motivos por los que escribo este Blogger, junto con la intención de recuperar noticias y ayudas para saber lo ocurrido con mi padre y con mi familia. En este Blogger y en el que escribiré próximamente, que será el definitivo, quien quiera enterarse de la verdad se enterará sin tener que comprar libros.
Prometo a todos los que están en contacto conmigo, que les comunicaré el camino más adecuado para encontrar a sus familiares y a dónde pueden dirigirse, si es que llego a saberlo. Pero no venderé ninguna información a nadie. Sólo la facilitaré a las víctimas, sean de derechas o de izquierdas. Todos somos víctimas y todos tenemos derecho a saber.
Doy las gracias a quienes me han ayudado y quiero hacer constar que, desde que empecé este Blogger, no he recibido ningún insulto ni por parte de las derechas ni de las izquierdas. ESTO ES UNA PRUEBA DE QUE DICIENDO LA VERDAD PODEMOS PERDONAR Y RECONCILIAR A TODOS LOS ESPAÑOLES PARA VIVIR EN ARMONIA TODOS JUNTOS.
Esta es una lección de moralidad que un inculto como yo da a los políticos que nos gobiernan y a la misma Iglesia. Que se dejen de hacer Santos y beatos, que ya tienen suficientes y que pidan perdón al pueblo de España por haber sostenido una dictadura que nos privó de libertad. No cometió ningún pecado mortal como ellos dicen, porque lo que hicieron fue como los demás: “Arrimarse al sol que más calentaba”
Un abrazo de fraternidad para todos los que han leído este Blogger y sólo les digo ¡HASTA PRONTO! Gracias a todos.

1 comentario:

Xavier Picó dijo...

Benvolgut amic Antoni,
desde tu Barcelona natal te animo a que incluyas en éste blog, una relación concreta de todas aquellas puertas donde has llamado y cual era la ayuda que te podían ofrecer.
Ésto podría ser de mucha utilidad a personas que como yo vamos dando tumbos de puerta en puerta.
Con una buena información previa, a veces, hay puertas a las que ya no se llamaría.
Un abrazo
Tu amigo Xavier